[Total:15    Promedio:5/5]

casos reales de cambio de creencias

Casos Reales De Cambio De Creencias

Experiencias De Clientes y Casos Reales De Cambio De Creencias Que Han Realizado Una Reprogramación De Sus Creencias Limitantes

En esta publicación quiero compartir contigo casos reales de cambio de creencias que he atendido a lo largo de los últimos meses. Todas y cada una de las personas han dado permiso para que pueda compartir mi punto de vista como profesional de Cambio De Creencias en relación a los cambios que han experimentado por el apoyo de las sesiones de cambio de creencias. Todos los comentarios que realizo a lo largo del texto han sido revisados y aprobados por dichas personas. No obstante, aun así, por respetar su privacidad, se omitirán sus apellidos.

El objetivo de compartir contigo cada uno de estos casos reales de Cambio De Creencias radica en extraer un aprendizaje y una reflexión desde mi punto de vista para mi propio crecimiento. Al fin y al cabo, de cada uno de mis clientes yo también deduzco una moraleja o un aprendizaje.

Susana R., 43 años, Valencia

Susana llegó a la sesión de Cambio De Creencias con un objetivo muy firme: comerse la vida a pesar de todo lo que había vivido hasta la fecha. De los cientos de personas que he atendido a lo largo de estos meses con Cambio De Creencias me atrevería a decir que ella es una de las personas que más empeño ha puesto en su proceso de superación personal. Tocada por varios desengaños amorosos y hundida por la horrible experiencia de tener a su hijo convaleciente debido a un accidente, Susana llegó con una voluntad inquebrantable de querer darse una nueva oportunidad para ser feliz. Trabajamos con Cambio De Creencias sobre sus ganas de permanecer en la Vida, su ilusión, su optimismo, sobre el merecimiento de una vida digna, llena de plenitud, felicidad, abundancia y conciencia. Durante las 5 sesiones que realizó fue observando sus cambios y logró aumentar su autoestima, su valía como mujer y su amor propio.  Además, en la actualidad está encantada integrando los 22 Códigos De Luz para seguir nutriéndose de creencias potenciadoras que le apoyen en su recorrido de vida. Susana me recuerda cada vez que la veo la infinita capacidad que tenemos las personas de rehacernos si tomamos el compromiso de seguir avanzando en la vida a pesar de las adversidades. ¡Gracias Susana!

 

Juan Ramón V., 49 años, Alicante

Juan llegó recomendado por un amigo que también realizó un par de sesiones de Cambio De Creencias. Decidió probar y darse la oportunidad de cambiar algunos complejos que tenía en relación a su físico. Un accidente de tráfico hace algunos años le dejó algunas secuelas en su rostro y desde entonces se sentía muy inseguro a la hora de buscar pareja. Recuerdo cómo sus gestos iban cambiando a medida que le iba explicando el objetivo que perseguiríamos en sus sesiones de cambio de creencias; de la curiosidad pasó a la duda y de ahí, a una cierta desconfianza y al miedo. Poco a poco comenzó a notar algunas mejoras en su nivel de confianza y seguridad personal. Tras algunas sesiones Juan sigue buscando la pareja con la que pasar su vida, pero esta vez con mayor desparpajo y priorizando todo lo bueno que tiene por ofrecer a su futura compañera. ¡Mucha suerte Juan! Un placer enorme trabajar contigo.

 

Lucía C., 34 años, Madrid

Tras estar mendigando trabajos temporales durante cinco años que no le otorgaban una seguridad ni estabilidad económica Lucía decidió probar una sesión de Cambio De Creencias al haber estado indagando por internet. No disponer de un trabajo estable durante tanto tiempo le impedía irse a vivir con su pareja y era una meta que quería llevar a cabo antes que llegase el verano. Realizó su primera sesión por videoconferencia y quedó encantada. Trascurrieron un par de meses y no supe nada de ella. Me decidí a mandarle un mensaje y preguntarle qué tal se encontraba. Me dijo que sentía mucho haber estado desconectada pero que con su nuevo trabajo indefinido de 40 horas semanales y la mudanza a casa de su pareja no había encontrado un hueco para agradecerme el trabajo realizado. Este caso me dejó atónito. Fue la primera vez que pude comprobar la inmediatez y la eficacia de las sesiones de Cambio De Creencias hace ahora casi un año. Actualmente Lucía vive feliz con su pareja y se plantean próximamente ser papás. ¡Felicidades chicos!

 

Consuelo S., 48 años, Valencia

Consuelo se sentó delante de mí, en mi despacho, y me dijo (con todo su morro, y su encanto personal): “Quiero dejar de ser pobre, estoy harta, creo que ya merezco darme un capricho de vez en cuando, que yo me quiero mucho y hace doce años que no me voy de vacaciones así que de este año no pasa. Por eso estoy aquí”. Cuando comenzamos a trabajar la prosperidad, la abundancia y la riqueza en sí mismas hicimos algunos ajustes generales. Las creencias principales asociadas al merecimiento estaban correctamente integradas. En las sesiones realizamos una investigación más profunda e identificó que cuando era pequeña sus padres siempre estaban gritándose y recriminándose por cuestiones meramente económicas. En ella había calado una creencia subconsciente de que el dinero es fuente de discusiones y por eso siempre que tenía algo ahorrado sentía el impulso de gastárselo, para deshacerse rápidamente de él y no entrar en conflicto con su pareja o con sus hijos. “Si no hay, no hay por lo que discutir” – decía. Tras unas pocas sesiones donde profundizamos en sintonizarla de nuevo con los conceptos y códigos de que el dinero es fuente de felicidad, bienestar y plenitud, Consuelo comenzó a ahorrar poco a poco sintiéndose absolutamente diferente en el proceso. Este año Consuelo ya tiene reservado los billetes de avión y un hotel de lujo para perderse durante un par de semanas en verano en un destino fresquito. Me ha prometido volver a realizar las sesiones de Cambio De Creencias después del verano para seguir motivando que el dinero fluya de manera más abundante en su vida. ¡Nos vemos pronto Consuelo!

 

Javier M., 38 años, Valencia

Javier vino a mi sesión a principios de año con una meta específica relacionado con lo laboral y desde una energía como muy clara y contundente. Recuerdo que la primera vez que hablamos en sesión me expuso su proyecto. Me dijo que había probado sin éxito diferentes programas de coaching y buscaba algo diferente. Él quería deshacerse de todos los códigos subconscientes y creencias limitantes que pudieran obstaculizarle en el desarrollo y materialización de sus objetivos tanto a corto, medio y largo plazo. Le dije claramente: “Lo que buscas es realmente ambicioso. ¿Estás seguro de que quieres comprometerte a resetear todo código limitante y enfocarte en el éxito más absoluto?” Él aseveró y comenzamos un programa de sesiones. Trabajamos algunas áreas de su personalidad como su poder personal, sus habilidades de comunicación y su capacidad de gestionar el tiempo. He crecido mucho como profesional de Cambio De Creencias con Javier porque hemos tenido que ser creativos en la forma de aplicar esta metodología a cada área de su negocio. Actualmente el negocio de Javier prospera de manera cada vez más evidente, comienza a expandirse a nivel internacional y algunos inversionistas le han propuesto interesantes ofertas que Javier está valorando. ¡Seguimos trabajando Javier!

 

Estos son solamente algunos de los cientos casos reales de cambio de creencias que he trabajado a lo largo de los últimos tiempos y que me hacen creer cada vez más en esta técnica como una de las mejores para crear la vida que tú quieres. Si tú también quieres ponerte manos a la obra para materializar todos tus objetivos haz click en el siguiente enlace y amplía la información:

Ir a Sesiones de Cambio De Creencias