[Total:6    Promedio:5/5]

evitar la zona de confort

Consejos Para Evitar La Zona De Confort

Descubre Cómo Evitar La Zona De Confort En Prácticos Consejos Que Puedes Aplicar En Tu Vida Diaria

La Zona De Confort es ese escenario en el que las personas creemos que lo tenemos todo asegurado. En ella nos aferramos a unas costumbres que (creemos) nos dan la seguridad que necesitamos para sentir estabilidad. Es la zona de la rutina, de nuestras creencias acerca de cómo funciona el mundo y la vida. O cómo debería funcionar. Y es que nuestra zona de confort es un espacio en el que silenciosamente apagamos nuestra capacidad de ser creativos. De aspirar a más en nuestra vida. Renunciamos a tener ambiciones y a comprometernos a conseguir nuestros sueños.

Lo cierto es que, aunque la Zona De Confort es un lugar en el que podemos sentirnos abrigados y protegidos, no deberíamos permanecer mucho tiempo ni encapricharnos de ella. En ningún momento la Zona De Confort nos promete que nuestra vida se va a ver inalterada. Piénsalo bien. Ése es un pacto y una conclusión a la que tú has llegado contigo mismo. Pero lo has hecho de manera unilateral porque ella no ha certificado que eso sea cierto. Por ello, en esta publicación quiero compartir contigo algunos consejos para evitar la zona de confort y que te dejes atrapar por las ilusiones que promete.

Consejos Para Evitar la Zona De Confort

– Mantente activo y vital

¿Qué te hace sentirte completamente vivo? HAZLO. ¿Qué es lo que te devuelve la ilusión? A POR ELLO. ¿Qué crees que es bueno para tu salud? ADELANTE. La actividad es el motor que alimenta tu ilusión por vivir. Prescinde de una vida gris refrescando tus ideas, reciclando todo aquello que te sume en el caos, en el enredo y en la desidia. Muévete. Rompe tus límites. Ponte a prueba. Ten el descaro de conseguir metas ambiciosas.

– Sueña en grande

¿Por qué conformarte con sueños y metas pequeñas? Si piensas a lo grande siempre te sentirás motivado para buscar nuevos caminos que te permitan avanzar en tu andadura. Esto no significa que no debas tener sueños pequeños pero siempre con una aspiración más allá, buscando una excusa para perseguir paso a paso una motivación más grande. Evitar la zona de confort requiere que debas exprimir tu talento por conseguir tus sueños.

– Define metas y sueños

¿Cuál es la meta principal por la que vas a mantener viva tu ilusión? ¿Es una meta económica? ¿Una aspiración existencial? ¿Un servicio al prójimo? Cualquier cosa vale mientras te permita seguir manteniendo tu motivación interior. Y por qué no, ya que te pones, fija un trazado, un plan de acción para llevarlas a cabo. Para materializarlas. Para hacerlas realidad. No vivas de utopías.

– Júntate con personas con inquietudes

No hay peor inversión para evitar la zona de confort que juntarte con personas plomizas. Busca y reúnete con gente animada, curiosa y que tengan aspiraciones y entusiasmo por vivir y por avanzar en la vida. Destierra el aburrimiento y la apatía en las relaciones y encuentra una forma de juntarte con personas que te aporten. Que te aporten valor, diversión, motivación, ilusión. Y por supuesto, respeta que haya personas que no quieran evitar la zona de confort.

– Gestiona tu tiempo de forma eficaz

Este consejo tiene mucho que ver con el anterior. Si inviertes tu tiempo en relacionarte con personas que no contribuyen a tu desarrollo, a tus aspiraciones y que no comparten tus gustos y aficiones, estás condenándote a vivir la realidad que los demás quieren (conscientemente o no) que vivas. En SU zona de confort. ¿No te ha sucedido que en algún momento te has relacionado con personas que están tan cómodas en su dramatismo que prefieren seguir aferrada a él en lugar de cambiar? Si permaneces mucho tiempo en el dramatismo de estas personas acabarás siendo reprogramado a nivel subconsciente para empezar a ver la realidad que ellas ven desde su ángulo. No te tengas tan poco respeto y desecha este tipo de hábitos. Aprovecha tu tiempo de manera adecuada.

 Fernando Ángel Coronado