[Total:8    Promedio:5/5]

ley de la atraccion y cambio de creencias

Ley De La Atracción Y Cambio De Creencias

Diferencias Entre Ley De La Atracción Y Cambio De Creencias. Cambia Tus Creencias y Rediseña Tu Vida.

Acerca de la Ley De La Atracción Y Cambio De Creencias se ha escrito muchísima bibliografía. Numerosos libros y publicaciones tratan, con mayor o menor acierto, de explicar y razonar su funcionamiento y las reglas que rigen el proceso de cómo las personas materializamos la realidad. En esta publicación quiero resumirte de una manera concisa las conclusiones a las que llegan las dos técnicas así como mi opinión acerca de cada una de ellas basada en mi experiencia.

Ley De La Atracción Y Cambio De Creencias: ¿Cómo funcionan cada una de ellas?

Ley De La Atracción

La Ley de la Atracción postula que un sistema de pensamiento alineado con tus propósitos, tus metas y objetivos te llevará incondicionalmente a atraer a tu vida lo que desees. Para ello se recomiendan una serie de ejercicios de entrenamiento y práctica como son la visualización creativa-proyectiva, la escritura y diseño de tus planes, y algunos otros que vienen del campo de la Programación Neurolingüística (PNL). El objetivo es principalmente educar a tu mente a base de cambiar creencias a nivel consciente y potenciar tu fuerza mental para atraer lo que quieras y necesites.

Cambio De Creencias

La física cuántica ha demostrado que las creencias condicionan nuestra realidad. Mediante el Cambio de Creencias reprogramamos las creencias subconscientes que materializan una realidad que no queremos en nuestra vida. A diferencia de La Ley De La Atracción se parte del principio que es el individuo quien materializa la realidad a base de codificar creencias potenciadoras a un nivel profundo, motivando el cambio desde la biología de su creencia y no necesariamente desde un estado consciente. Es en la parte más profunda de tu psique donde se genera todo el mecanismo que materializa tu realidad en base a las creencias subconscientes residentes en él. Por tanto, el cambio de creencias no implica necesariamente un pensamiento positivo consciente, repetir frases o decretos una serie determinada de veces sino un trabajo de hacer el click a un nivel profundo para que otra realidad sea posible desde creencias potenciadoras y no limitantes.

¿La Ley de Atracción o el Cambio de Creencias?

La realidad es que, aunque en la mayoría de libros se diga que el subconsciente rige el 95% y que el consciente el 5% de la psique humana, la proporción es ligeramente diferente, en torno al 99% y el 1% respectivamente (y . En el estado subconsciente e inconsciente hay ingente información que pesa infinitamente más en el desarrollo de la vida que la información residente en nuestro estado consciente. Por tanto, desde mi óptica, si tratas únicamente de cambiar tu realidad únicamente desde tu estado consciente no te resultará sencillo poniendo toda tu fuerza en ese 1% tal y como dice la Ley de Atracción. Aunque escribas millones de veces lo que deseas o aunque tengas un pensamiento positivo continuado y sostenido. Da igual. O realizas un cambio de creencias basado en toda la potencialidad que te ofrece la información de tu subconsciente o estás irremediablemente perdiendo tu tiempo y gastando tu energía.

Por otra parte, personalmente no creo que cualquier metodología funcione al 100% si no hay un interés profundo, sincero y honesto de la persona con comprometerse a tener una vida mejor. Puede parecer lógico pero habitualmente existen resistencias subconscientes en todas las personas a querer mejorar en algún ámbito de su vida. Las razones pueden ser muchísimas: Desde un miedo terrible a las consecuencias del cambio y el shock que eso va a producir en sus vidas hasta un autosabotaje premeditado y exagerado para seguir aferrado al dolor para seguir sintiéndose víctima de las situaciones que vive por muchas razones. A lo largo de mi experiencia con Cambio De Creencias he podido ver innumerables casos de todos los tipos. Y en todas las sesiones he podido observar que el cambio ha sido un hecho que ha tratado de hacerse hueco en la vida de la persona. A veces de forma fluida y fácil. Y otras veces la fuerza de las creencias limitantes de la persona ha impedido la mejor manifestación del trabajo realizado. En resumidas cuentas, ninguna herramienta puede ser infinitamente efectiva si la persona (que ‘a priori’ desea realizar el cambio) no tiene la predisposición o el interés necesario para resolver su vida de manera eficaz. Porque realmente lo que finalmente provocará el cambio en la vida de una persona es su grado de voluntad por hacer algo para consolidarlo.

Fernando Ángel Coronado