[Total:8    Promedio:5/5]

zona de confort

Zona De Confort: Zona De Creencias Limitantes

Consejos Para Salir De La Zona De Confort Y Vivir Desde Todo Tu Potencial Para Aprovechar Lo Mejor De Ti Mismo

Motivos para salir de la Zona de Confort

Como expliqué en esta publicación, ¿qué motivos existen para plantearse cambiar los límites? Al fin y al cabo, si estás a gusto en tu zona de confort, ¿para qué complicarse? Lo cierto es que ése es precisamente el peligro de permanecer ahí durante mucho tiempo. Que los propios límites de esa zona de seguridad acaban por convencerte de que no hay un mundo más allá de ellos. Y eso no es real. Es ficticio. Es un autoengaño, consciente o subconsciente, pero ahí está. Cuando te permites salir de la zona de confort amplías esos horizontes para contemplar nuevas posibilidades para poder mejorar tu vida, alcanzar tus sueños y cumplir tus objetivos. La rutina, lo convencional, lo establecido y el pudrirte en todo ello sin darte la posibilidad de reciclarte e ir más allá de tus fronteras es una inercia en la que podemos caer sin percatarnos hasta que sea tarde.

Afortunadamente, NUNCA ES TARDE PARA SALIR DE LA ZONA DE CONFORT. Si no me crees, posiblemente hayas permanecido tanto tiempo en tu zona de confort que realmente has anestesiado tu ilusión por renovar tu vida. Si es tu caso te animo a que sigas leyendo el resto de esta publicación para comprobar si te merece la pena permanecer en ese escenario.

Toma conciencia de cuáles son tu creencias limitantes

Lo primero de lo que debes percatarte para salir de ese escenario de inmovilismo es ser realista. ¿Dónde están tus límites? Tus límites están definidos por tus creencias limitantes, lógicamente. ¿Qué crees que no puedes lograr? ¿Cuál es tu propio autoconcepto? ¿Qué piensas acerca de tu vida? ¿Crees que eres capaz de conseguir lo que te propongas? ¿Crees que merece la pena cambiar para ser feliz? ¿Considerarías la posibilidad de estar mejor en tu vida? ¿O crees firmemente que la vida es tal y como tú la vives? Quizá te parezca una tontería pero eres tú mismo quien fijas tus propios límites. Quien estás decidiendo cada segundo de tu vida en qué creer. Cómo comportarte. La actitud con la que enfrentas tu vida. ¿Te parece ejemplar? ¿Te parece bien?

Tomar conciencia de tus límites te permite tener objetividad y conciencia de cómo te hallas en tu zona de confort.

Acepta tu Zona De Confort actual

Acepta la realidad. No la rechaces. No la niegues. No inviertas energía en ir contra ti mismo. No sirve. Te lo digo por experiencia. Cuando te permites abrir los ojos a la realidad, la conquista está un poco más cerca. Tranquilo, no has fracasado. Realmente has triunfado en tu primera batalla: Darte cuenta que tu vida puede ser mejor. Y tú tienes un papel protagonista en la generación de una nueva realidad. Y para ello, llega el momento de tomar el compromiso contigo mismo de salir de esa zona de confort. ¿Preparado para el siguiente paso?

Traza un plan de acción: Tu estrategia a medio y largo plazo

¿Qué te gustaría conseguir en tu vida en los próximos 5 años? ¿Dónde te gustaría estar? ¿Qué querrías compartir con los demás en ese tiempo? ¿Cómo te querrías sentir? Te aseguro que desde la zona de confort no lo conseguirás. Por tanto, ahora que has decidido salir despavorido de ese escenario donde olía a rancio, puedes ponerte en acción. Una estrategia a largo plazo es lo ideal: Piensa en grande. No tengas límites para ello. Establece un verdadero deseo, en positivo a poder ser, y ponle toda la intención. Puede ser una filosofía del estilo: “Para dentro de 5 años quiero una estabilidad económica que me permita vivir de una manera acomodada, viajar por todo el mundo y disfrutar más de mi tiempo libre”. O cualquier otra cosa que quieras.

Establece una estrategia a largo plazo y piensa en cómo hacerla posible. Recuerda contemplar todas las posibilidades. Sin límites. Los límites los pones tú, con tu mente, con tus creencias. Fuera. Tíralos a la basura. O desprográmalos, como tú quieras.

Y ahora paso a paso: Estrategia inmediata y a corto plazo

¿Qué vas a hacer ahora mismo para estar un poco más cerca de tu meta mañana? No es realista pedirle a la Vida que te proporcione lo que sea si no estás dispuesto a moverte del sofá de tu casa para conseguirlo. Ya te aviso: No funciona así. Así que hazte con un boli y un papel y define cuál es el primer paso HOY. ¿Qué es? ¿Mover tus contactos y hablar con tu red de confianza? ¿Estructurar tu proyecto? ¿Hacer un brainstorming? ¿Pedir consejo? ¿Hacer terapia? ¿Analizar la competencia de tu sector? ¿Pedir recomendaciones? ¿Conseguir una nueva formación?

Los pequeños pasos te acercan a tus grandes sueños. Si eres capaz de comprometerte con lo pequeño, podrás comprometerte con lo grande. No lo olvides.

Lo que te devuelve a tu Zona de Confort

Por último te dejo una lista para evitar que vuelvas a esa zona catastrófica de creencias limitantes. ¡Por tanto, muy atento con ellas! ¡No permitas que se apoderen de tus sueños!

Fernando Ángel Coronado